Hávamál de Bolsillo

Comunidad Odinista-COE

Edda

A pesar de no estar clara su etimología, detrás de la palabra Edda se esconde un compuesto de *eddi, préstamo procedente del anglosajón giedd «poem; didactic tale or speech, lay, song etc» con aféresis, fácilmente explicable, de la consonante inicial j- y el sufijo -a utilizado profusamente en norreno occidental antiguo en y para la formación de títulos de libros.

La Edda Mayor es una colección de cantos mitológicos y heroicos escrita en islandés antiguo. Consta de treinta y tres cantos en total, veintinueve de ellos procedentes del famoso Codex Regius, el más importante de los manuscritos édicos. Este códice fue hallado en Islandia en 1643 por el Obispo Brynjólf Sveinsson. No constaba ningún título, pero al contener poemas, partes de los cuales son citados en la Edda de Snorri, el Obispo concluyó que ésta era la fuente de Snorri y, en consecuencia, llamó a la colección “Edda”. Además, concluyó que el sacerdote Saemund (1056-1133), cuya reputación de erudito había llegado a ser proverbial, era el autor o por lo menos el recopilador de estas piezas y por lo tanto escribió en una copia, hecha por él mismo, el título de ” Edda Saemundi Multiscii ” (Edda de Saemund el sabio). Desde entonces, el título de Edda se ha aplicado en general para designar este tipo de poemas del Codex Regius. Dichos poemas difieren tanto en el contenido como en la forma de los llamados poemas de los escaldas. No hay duda que estos cantos fueron compilados y escritos en Islandia a partir de la tradición oral pero no se conoce con seguridad nada referente a su antigüedad, el lugar de origen ni la autoría. Todo esto debe ser deducido por evidencias internas y por lo tanto las opiniones difieren profundamente. Sin embargo, se ha acordado que estos poemas no son comunes a toda Escandinavia, sino únicamente a Noruega. Fueron compuestos en Noruega o en asentamientos noruegos como Islandia y Groenlandia. Respecto a su antigüedad, no son anteriores de mediados del siglo IX y algunos fueron escritos después del siglo XIII. La temática de los poemas está tomada de la mitología o de las sagas heroicas.

En contraposición a la poesía escáldica donde el escalda es generalmente conocido, la poesía éddica es anónima. Los poemas éddicos se dividen, según su contenido, en dos grupos principales: los heroicos y los mitológicos. La mayoría de los poemas heroicos están agrupados en torno al ciclo de leyendas que trata de Sígurd (Sigfrido), presente en todas las literaturas germánicas, por ejemplo el Cantar de los Nibelungos alemán de la Alta Edad Media.

Los poemas sobre dioses o los mitológicos son por el contrario, de origen nórdico, sin ningún paralelo en el resto de Europa. Son menos fijos en cuanto a la forma que los escáldicos. Un poema puede haber sufrido cambios a lo largo de la tradición oral. Se pueden haber añadido algunas estrofas o haberse eliminado otras, nuevos poemas pueden haber sustituido a otros antiguos que tratan del mismo tema.

El Codex Regius está redactado de manera que en primer lugar tenemos los poemas de contenido mitológico y después los heroicos. Los primeros están encabezados por el Vóluspá que habla sobre el mundo desde su creación, y sobre su ocaso en el Ragnarök, o el «Destino de los Poderes», hasta la creación de una nueva tierra que surgirá de las aguas por segunda vez. Después siguen los poemas sobre los dioses Odín, Freyr y finalmente sobre Thór. Los poemas sobre los Dioses o recuerdan mitos o reproducen material para el conocimiento de la mitología. En algunos casos sólo ofrecen breves referencias a mitos que se conocen de antemano. Los que tratan sobre los Dioses pueden tomar la forma de consejos ofrecidos por éstos a los hombres, como es el caso del Hávamál.

De entre los poemas mitológicos más famosos sobresale “Vóluspá” (La visión de la Adivina), la fuente más importante para nuestro conocimiento de la cosmogonía nórdica. También destaca Vafthrúdhnismál y Grímnismál (Los dichos de Grímnir y Los dichos de Vaftrúdnir, respectivamente), donde se plasma la sabiduría superior de Odín.

De los cantos que hablan de Thor, el más conocido es Thrymskvdha (El cantar de Thrym), donde se narra la búsqueda del martillo por parte de Thor. La sabiduría sentenciosa de los hombres del norte es representada por el Hávamál (Los Dichos del Altísimo, es decir, Odín). Entre los poemas heroicos el principal interés es la unión de los cantos de Sigurd (Cantar breve de Sigurd) y Niflungs (La muerte de los Niflungos). Desgraciadamente, este ciclo de poemas nos ha llegado incompleto debido a una gran laguna de aproximadamente ocho hojas en el “Codex Regius”, aunque podemos hacernos una idea del contenido de los poemas gracias a la versión en prosa del “Volsungasaga”, cuyo autor disponía antes que aquel de la colección completa. La primera edición completa de la Edda Mayor en una traducción latina fue publicada por la Sociedad Arna-Magnaean (Copenhague, 1787-1828).